MyFeed Personalized Content
Artículo
Add this post to favorites

Cómo comenzar la alimentación complementaria

0
0 reviews

Comenzar con la alimentación complementaria es una etapa emocionante. Estos son los mejores consejos de nuestra nutrióloga residente sobre cómo y cuándo comenzar a darle comida a tu bebé.

4min leer Feb. 24, 2021
  • Esperá hasta que tu bebé cumpla 6 meses, ya que va a necesitar una buena coordinación de la vista, las manos y la boca. Observá si ya puede mantenerse sentado y con la cabeza derecha.  
  • Ya sea que decidas comenzar con purés, alimentos en trozos (destete inducido) o una combinación de ambos, para que el bebé obtenga los nutrientes que necesita, la clave está en la variedad.
  • Al principio, dale alimentos sólidos solo una vez al día, y aumentá gradualmente la cantidad y la variedad de la comida, respondiendo así a las señales que te vaya dando. 
  • Una regla general es comenzar con entre 5 y 10 cucharadas de alimento (alrededor de 30 g) en una comida. Después, podés aumentarlo a dos comidas al día, y luego a tres.
  • Para la primera comida, asegurate de que el bebé no esté cansado, ya que le puede tomar tiempo acostumbrarse a comer con la cuchara y la paciencia va a ser esencial.
  • A esta edad, tu bebé tiene más hambre y está más alerta, así que es buen momento para probar nuevos alimentos.
  • Sentalo derecho en la sillita de comer e intentá que no tenga distracciones como televisión, celulares o tabletas.
  • Dale un poco de su primera toma de leche para que se relaje y para aliviar el hambre.
  • Para la primera comida, intentá con purés de verduras. Existe evidencia reciente que indica que el destete con verduras ayuda a que más adelante tu hijo prefiera ingerir alimentos saludables. ¡Esperemos que sea así!
  •  Intentá incorporar una nueva verdura amarga cada semana, como brócoli, nabo, remolacha o zuquini. Tené lista la cámara de fotos, porque tu bebé va a hacer unas caras muy divertidas.
  • Repetí este proceso durante la segunda semana para que el bebé se acostumbre a las verduras amargas.
  • Recordá que tu bebé puede necesitar probar hasta ocho veces algo para aceptar un nuevo sabor, ¡así que no te des por vencida!
  • Pegá en la puerta de la heladera un horario de alimentación para llevar un registro de lo que ya probó y qué tan a menudo lo come.
  • Dale solamente un nuevo alimento cada vez. Podés combinar los sabores después de un par de semanas, cuando ya sepas que le encantan.
  • Felicitá a tu bebé cuando pruebe algo nuevo.
  • La dieta de alimentación complementaria de tu bebé debería incluir los grupos de alimentos esenciales: frutas, verduras, granos y alimentos almidonados, lácteos, carne, pescado y proteínas, y grasas.
  • Para asegurarte de que tu bebé obtenga los nutrientes correctos para su crecimiento y desarrollo, como el hierro, el calcio, las vitaminas C, A, D y los ácidos grasos Omega 3, la clave es la variedad.
  • ¿Vegetariano o vegano? Asegurate de incluir una variedad de alimentos como huevos, nueces o semillas molidas, productos de soja (tofu), cereales, legumbres como porotos, garbanzos y lentejas, para garantizar que obtenga todos los nutrientes que necesita.
  • Si seguís una dieta vegana o vegetariana para tu bebé, puede necesitar suplementos adicionales, así que consultá con tu médico para que te asesore al respecto.
  • Los bebés pueden comer nueces a partir de los seis meses de edad, siempre y cuando estén trituradas o bien molidas. Si tu bebé tiene eccema o si hay historial de alergias en tu familia, antes que nada, hablá con tu médico.
  • ¿Qué alimentos debés evitar? Las nueces enteras, los lichis y las uvas representan un riesgo de atragantamiento, así que asegurate de dárselos cortados. Existe un pequeño riesgo de intoxicación con el paté, los mariscos crudos y los quesos azules o no pasteurizados, así que no son recomendables para los menores de dos años.
  • Sé un buen modelo a seguir. Los bebés son curiosos, y si vos estás disfrutando de la comida en tu plato, es probable que quiera probar lo mismo.
  • Recordá que, entre los 6 y 8 meses de edad, dos tercios de las calorías que ingiera tu bebé van a provenir de la leche materna o de la leche de fórmula. Así que pensá en la calidad, y no en la cantidad, de los alimentos que le vas a ofrecer.
  • ¿Estás planeando darle alimentos en trozos? Seguí nuestra lista para el destete inducido.