MyFeed Personalized Content
Artículo
Add this post to favorites

¡A tomar agua en el verano!

Las cantidades de líquido que debe consumir un niño por día, varían considerablemente dependiendo de la cantidad de actividad física y de la temperatura.

2min leer Abr. 28, 2016

La necesidad de hidratación es indispensable en niños y adultos, sin embargo, en los primeros es aún más importante, debido a que tienen menos capacidad de transpirar, por ende, su temperatura corporal aumenta con mayor rapidez en comparación con los adultos, especialmente en la época en que hace más calor. Recordemos que el cuerpo humano está compuesto de alrededor de un 60% de agua, la cual se pierde a diario a través de excreción y transpiración, por eso es importante recuperarla a través de la ingesta de líquido.

Generalmente, la sed es el mejor marcador para consumir líquido y suele ser suficiente. Según el Instituto de Bebidas para la Salud y Bienestar, la mayoría de los niños recibe alrededor del 80% de la hidratación que necesita su organismo de los líquidos y el 20% restante de los alimentos.

Las cantidades de líquido que debe consumir un niño por día, varían considerablemente dependiendo de la cantidad de actividad física y de la temperatura. Es decir, un niño, que realice bastante actividad física en un día caluroso, probablemente necesitará consumir más alimentos que lo hidraten. ¿Cómo hacerlo? Muy fácil:

 

Estas medidas evitarán que tu hijo sufra deshidratación:

- Programá recreos en los juegos al aire libre para hidratarlo.

- Ofrecele alimentos con alto contenido de agua, como frutas y verduras.

- Asegurate de que vaya al jardín o al colegio con bastante líquido o alimentos ricos en agua.

 

Si sospechás que tu hijo está deshidratado, tratá de detectar estos síntomas:

- Ausencia de lágrimas.

- Sequedad de boca y piel.

- Ojos hundidos.

- Piel color grisácea.

- Disminución de orina.