Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte estas MPI List
X
Consejos para el papá primerizo: cómo ser un papá involucrado

Consejos para el papá primerizo: cómo ser un papá involucrado

¿Te preguntas cómo pueden ayudar los papás con los recién nacidos? Los nuevos papás no tienen que sentirse como un estorbo, hay muchas maneras de vincularte con tu bebé y de apoyar a tu pareja para que sean una unidad familiar fuerte desde el principio. Seguí estos consejos para el nuevo papá para saber de todo, desde cómo los papás pueden ayudar en el trabajo de parto hasta el vínculo papá-bebé, ¡y preparate para brillar en tu nuevo papel como papá involucrado!

  • Preparate para el nacimiento.

Leé sobre qué esperar y demostrale a tu pareja tu interés. Tomen clases para embarazadas juntos, además de recibir muchos consejos prácticos, vas a tener una nueva apreciación sobre lo que el cuerpo de tu pareja está a punto de atravesar, vas a descubrir cómo pueden ayudar los papás en el trabajo de parto y también vas a encontrar ayuda sobre el vínculo de padre durante el embarazo. Tomar clases con otros futuros padres también puede ser una excelente manera de encontrar tu red de apoyo. Vas a agradecer esos chats de Whatsapp a las 2 am que te ayudarán a pasar la noche, y tal vez incluso hagas amigos para toda la vida.

  • ¿Te preguntás cómo pueden ayudar los papás con los bebés?

Esperemos que en tus clases sobre embarazo hayas aprendido cómo cambiar un pañal, cómo bañar a un bebé y cómo lidiar con un recién nacido que llora. Así que tené un papel activo desde el principio y poné en acción tus habilidades de cuidado del bebé. Ofrecete a encargarte del turno de la noche para darle un descanso a tu pareja, si tu pareja está amamantando, vos podrías hacer eructar, cambiar y cuidar al bebé después de las tomas. Y si están utilizando la mamadera, entonces es una gran oportunidad para que disfruten de las tomas juntos y para fomentar el vínculo bebé-papá desde el principio.

  • Aprendé a interpretar las señales del bebé

Estate atento a las señales de hambre y sueño de tu bebé para poder atajarlas antes de que comience el llanto. Las señales de un bebé hambriento incluyen chuparse las manos, chasquear los labios; y los puños cerrados, los movimientos espasmódicos y la mirada vidriosa, pueden ser señales de un bebé con sueño. Convertite en un especialista en la lectura de las señales de tu bebé y vas a estar siempre del lado correcto.

  • Tené mucho contacto piel a piel de papá y bebé

Colocar a tu bebé desnudo (excepto por el pañal) en tu pecho desnudo (o dentro de tu camisa si hace frío) trae muchos beneficios: desde regular el ritmo cardiaco y la temperatura del bebé, hasta relajarlo y ayudar a ambos a establecer un vínculo. Los buenos momentos para el contacto piel a piel con papá son: después de darle un baño a tu bebé, a primera hora del día después de levantarlo de su cama o durante las comidas con mamadera, para dar mucha estimulación táctil. Sin duda, vas a disfrutar establecer este vínculo papá-bebé tanto como él lo hará.

  • Hablá con tu recién nacido

Cada palabra que tu bebé escucha le ayuda a desarrollar sus habilidades de lenguaje y a reforzar su relación con él. Así que, además de leerle a tu bebe, contale lo que estás haciendo, sin importar que tan común y corriente sea la tarea: “Estoy buscando un trapito para limpiar esta baba”, así como susurrarle cosas dulces y, por supuesto, decirle cuánto lo amas.

  • Ofrecé apoyo para la lactancia

No tendrás pechos, pero hay muchos ejemplos de papás que apoyan en la lactancia que podés imitar. Podés ayudar a la mamá a ponerse cómoda entre almohadas y darle masajes en la espalda, alcanzarle un vaso de agua sin antes preguntar (a las mamás les puede dar muchísima sed cuando su leche comienza a bajar), o simplemente escuchar si necesita hablar. Lactar puede ser un desafío, especialmente al principio, así que investigá sobre redes de apoyo de lactancia si tu pareja necesita ayuda. O tal vez sea de ayuda asegurarle que está bien probar la alimentación con mamadera. Lo que importa es un bebé bien alimentado.

  • Cuidá tu relación una vez que haya llegado el bebé

Tener un bebé es toda una experiencia, y puede no ser la imagen romántica de paternidad que tenías en mente, así que, ahora más que nunca, es importante ser abiertos y honestos el uno con el otro sobre cómo se sienten y sobre cualquier tensión que se esté generando en su relación. Demostrale a tu pareja que estás orgulloso de ella. Mimala (por ejemplo, con unos masajes), dale tiempo, hablá con ella y escuchala: todo esto puede ayudar a aliviar los problemas de relación de nuevos padres. Y si vos y la mamá sienten que necesitan más tiempo para ajustarse a la vida de a tres, tomá el control de la situación de las visitas al bebé y solo decile (amablemente) que no a los invitados. Así, no tendrá que hacerlo ella. Leé nuestra lista sobre cómo manejar a las visitas después de dar a luz para obtener más consejos.

  • Autocuidado para papás

¡Sí, el autocuidado para papás también es muy importante! Es fundamental que te cuides a vos mismo, para que puedas cuidar mejor a tu familia. Así que intentá hacer ejercicios periódicamente, empujar el cochecito en subidas empinadas es un buen ejercicio, dormí cuando puedas, y compartí con tu familia y amigos los altibajos de la crianza. Hablar con ellos te permitirá verbalizar y pueden darte sus consejos para papás primerizos. Y no te olvides de estar atento a que tu pareja también tenga tiempo para el autocuidado.

  • Compartir responsabilidades domésticas

Puede sonar obvio, pero hacer todo lo posible para ayudar en la casa es más importante que nunca. En las primeras semanas después del parto, vas a tener que asumir la mayor parte de las tareas domésticas. Este es un consejo invaluable para nuevos papás: en lugar de preguntar, “¿qué comemos hoy?”, eliminá la capacidad intelectual necesaria de la ecuación y sorprendé a tu pareja con una de sus comidas favoritas. Tal vez se sienta demasiado cansada como para pensar después de semanas de alimentar y nutrir a su recién nacido, así que va a necesitar mucha sustancia para seguir adelante. Después, cuando se vayan acostumbrando al nuevo ritmo familiar, charlen sobre cómo se van a dividir las responsabilidades de crianza y las tareas domésticas, para tener en claro quién hará qué cosa.

  • ¡Sacá muchas fotos!

Las primeras semanas y meses de paternidad se pasan volando, y tu bebé cambia día a día. Así que asegurate de documentarlo todo: sacá fotos, no solo de tu bebé, sino también de tu pareja con él. La mayoría de las veces, ella va a tener las manos ocupadas con el bebé (mientras que vos podrás estar con tu teléfono), así que la próxima vez que tengas la oportunidad (todos los días a la hora de la comida, la hora del cuento y la hora del baño), capturá el momento. Y eso no significa que las fotos tengan que publicarse en las redes sociales, sino que simplemente van a permitirte a vos y tu pareja mirar hacia atrás más adelante y recordar el momento en que se convirtieron en papás.

 

Buscar

¿No encontraste
lo que estás buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti