Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte estas MPI List
X

10 consejos de ahorro para tener un bebé dentro del presupuesto

Calcular cuánto ahorrar para un bebé puede ser una tarea agotadora. Seguí nuestros simples consejos de ahorro para futuros padres, que van desde crear un presupuesto familiar hasta comprar solo cosas esenciales para el bebé, ¡Y comenzá a hacer planes para tu bebé sin salirte del presupuesto!

  • Buscá programas de apoyo

Solicitá el apoyo de programas gubernamentales, si tenés derecho a ellos en el lugar donde vivís. Esto podría ser un pago cuando tu hijo nazca, un pago semanal o mensual, el pago de la guardería o vales para hacer compras, todo ayuda cuando estás planificando tener un bebé dentro del presupuesto. Revisá la página de tu gobierno para saber si te corresponde alguna ayuda, ya que puede depender de tu empleo, tu ingreso familiar, o de la cantidad de hijos que tengas y sus edades.

 

  • Empezá a crear un presupuesto familiar

Las aplicaciones de celular para manejar el dinero son muy útiles para llevar un registro del dinero que entra y sale de tu cuenta. Una buena manera de hacer un presupuesto es seguir la regla 50/30/20: 50 % de tu presupuesto debe destinarse a cosas esenciales, por ejemplo, pagar el alquiler o la hipoteca, las cuentas y la comida; el 30 % debe destinarse a otros gastos y el 20 % restante debe ahorrarse. Si te estás quedando corto después de calcular cuánto ahorrar para un bebé, revisá qué cosas no esenciales podrías evitar.

 

  • Ahorrá para tu bebé

Considerá abrir una cuenta de ahorro infantil cuando tu bebe nazca (posiblemente no tengas que pagar impuestos por la cantidad ahorrada). Una metodología sensata es configurar una transferencia bancaria regular para depositar dinero en esa cuenta todos los meses. De este modo, el dinero se va a guardar antes de que lo extrañes, y vas a tener la tranquilidad de que esos ahorros crezcan con tu bebé. Ya sea que estés reservando dinero para comprar artículos para bebés o para iniciar un fondo universitario, es importante buscar las tasas de interés más favorables para que puedas ahorrar lo máximo posible para el futuro de tu hijo.

 

  • ¿Comprar para un bebé dentro del presupuesto?

Hacé una lista de cosas esenciales para el bebé, e intentá comprar solamente artículos que de verdad necesites. Por ejemplo, una butaca para el auto, una cuna, un cochecito, pañales, un par de mamelucos, chalecos y una mantita para bebé. Si vas a realizar un baby shower, siempre podés registrar una lista de regalos y pedirle a las personas que contribuyan con los artículos más caros. ¿No estás segura de si vas a necesitar algo o no? Preguntale a tus amigos y familia que tengan experiencia. Por ejemplo, tal vez no valga la pena comprar mucha ropa para amamantar o accesorios para alimentar con mamadera hasta que veas cómo resulta la alimentación. Tal vez también tengan otros consejos de ahorro para padres.

 

  • Buscá cosas gratuitas

Preguntale a tu familia y amigos si tienen cosas para pasarte, tal vez sea una buena excusa para ellos para hacer una limpieza. Dependiendo de dónde vivas, de quién sea tu médico o de cuál sea tu seguro médico, tal vez recibas gratis una caja llena de artículos esenciales para bebés. En Finlandia se les da este presente a las mamás desde 1930 y, ahora, otros países están comenzando a hacer lo mismo. Averiguá con tu gobierno o seguro para saber si ofrecen algo similar.

 

  • Buscá en internet ludotecas cerca de tu casa 

Investigá si hay una ludoteca local cerca de tu casa: con una pequeña cuota de membresía podrías tener acceso a cientos de juguetes, juegos y libros para tu hijo. Esto permite ahorrar dinero y los niños ganan incontables horas de diversión.

 

  • Comprá cosas esenciales para el bebé que sean de segunda mano.

Revisá en grupos locales de Facebook y sitios locales de segunda mano, o de cosas esenciales para el bebé usadas. Podés encontrar artículos costosos que aún estén en excelentes condiciones por una fracción del precio del artículo nuevo. ¿Alguien dijo una ganga?

  • Probá usar pañales reutilizables

Son más amigables con el medio ambiente y con tu cartera. Se estima que podés ahorrar mucho dinero a diario (pensando en siete cambios de pañal al día) si usas pañales de tela reutilizables en lugar de los desechables. ¡Eso es bastante dinero al año! Vas a hacer un gasto mayor inicial que dependerá del tipo de pañal de tela que elijas, pero deberías recuperar esa cantidad fácilmente hacia el segundo año, y te rendirá aún más si hay una hermanita o hermanito en camino.

 

  • Comprá al por mayor

Los pañales de tela no son para todos, y con un millón de otras tareas de crianza en tu lista, eso no debe preocuparte. Siempre podés buscar cómo comprar al por mayor o suscribirte a un servicio de compras regulares de pañales desechables. Pero recordá que tu hijo no será tan pequeño para siempre, por lo que vas a tener que cambiar el tipo y el tamaño del pañal conforme vaya creciendo.

 

  • Si podés, elegí amamantar

Esto no solo ofrece la nutrición inicial ideal para los bebés – la Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia exclusiva durante al menos los primeros seis meses – sino que también es la forma más económica de alimentar a tu bebé.

Ahora que ya tenés tus finanzas y tu presupuesto familiar establecidos, descubrí cómo prepararte emocionalmente para la crianza acá.
 

Buscar

¿No encontraste
lo que estás buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti