MyFeed Personalized Content
1 año en adelante
Article
Add this post to favorites

Comidas familiares con niños pequeños

¿Querés saber qué hacer para disfrutar las comidas familiares con niños pequeños? Comer juntos es la mejor manera de reunir a todos y de enseñarle a tu hijo a comer saludablemente. ¡Pero esto no siempre es tan relajante como te gustaría! Mirá estas ideas para evitar los dramas en las comidas familiares con niños pequeños

2min leer Feb. 25, 2021
  • En la medida de lo posible, intentá que toda la familia coma en la mesa, en los mismos horarios todos los días.
  • Aunque tu bebé ya haya comido, sentalo a la mesa, y si muestra señales de tener hambre, ofrecele comidas en trozos para que elija.
  • Asegurate de sentarlo cómodamente y de incluirlo en la comida. 
  • Los niños pequeños son imitadores y vos sos su ídolo, así que asegurate de que te vea muy bien para que puedas enseñarle a hacerlo.
  • Dale porciones más chicas de lo que estés comiendo, en un plato que no se rompa.
  • Ignorá el comportamiento inadecuado (aventar la comida, gritar, golpear la mesa).
  • Felicitalo cuando se porte bien (cuando coma, disfrute, intente usar los cubiertos).
  • Hablá con tu hijo acerca de la comida, su color, sabor, olor y textura.
  • No le dediques toda tu atención, después de todo, es una comida familiar.
  • No te preocupes si no termina todo lo que tiene en su plato.
  • Ofrecele una variedad de alimentos que sean saludables tanto para el bebé como para toda la familia.
  • No le ofrezcas algo diferente si se niega a comer lo que hay en la mesa.
  • No pongas en la mesa alimentos no saludables, bebidas con azúcar ni dulces.
  • Durante las comidas, no enciendas la televisión ni permitas el uso de teléfonos o pantallas.
  • Si salen a comer, intentá evitar las horas pico en caso de que tu hijo se porte mal.
  • Asegurate de que el restaurante sea adecuado para niños, por ejemplo, que tenga sillas altas, menú para niños con porciones pequeñas, y platos y cubiertos para niños.
  • Si hace un berrinche en un restaurante o un café, llevalo afuera o a un lugar alejado durante un momento. Tal vez sólo esté agobiado por lo que ve, oye y huele en un entorno lleno de gente.