Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte estas MPI List
X

Berrinches de los niños pequeños

Ahora que ya camina y habla, tu niño pequeño está afirmando cada vez más su independencia, ¡y también está desarrollando una gran fuerza de voluntad! Leé estos consejos sobre cómo lidiar con los berrinches de los niños pequeños.

  • Establecé reglas claras y seguilas siempre.
  • Felicitalo cuando lo haga bien, ignoralo cuando lo haga mal.
  • Encargale tareas fáciles que pueda hacer solo (guardar los juguetes, ponerse los pantalones).
  • Ofrecele opciones sencillas (camisa blanca o azul, osito o autito, pera o banana).
  • Evitá decirle “no” muy a menudo. Intentá reformular las negativas. Por ejemplo, “Mejor, vamos a hacerlo así”, “Vamos a ver si podés terminar el puré mientras cuento hasta 10, y después te doy tu yogur”.
  • Seguí siempre la rutina cotidiana manteniendo lo más posible los horarios de las comidas, las siestas, el momento de jugar y el de descansar.
  • Asegurate de que su rutina de sueño sea tranquila y constante.
  • Intentá que las salidas a comprar sean cortas, y evitá el aburrimiento y los colapsos en público.
  • Intentá distraerlo si ves que se viene un berrinche. Si lo hacés a tiempo, un sonido divertido, una cara chistosa o un cambio de juguete pueden frenar un inminente berrinche.
  • Si ya es muy tarde y empezó a gritar, intentá mantener la calma.
  • Evitá usar comida para calmar un berrinche.
  • Los mimos pueden calmar el peor berrinche. A veces, tu hijo solamente necesita un poco de seguridad.
  • No cedas (tu hijo es bastante inteligente y si se da cuenta que el berrinche funcionó, lo va a hacer de nuevo).
  • Abrazalo cuando se le pase el berrinche. Los berrinches son una señal normal y saludable del desarrollo, y no van a durar para siempre.
Buscar

¿No encontraste
lo que estás buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti