Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte estas MPI List
X

Rutina del cambio de pañal

Durante los siguientes meses vas a cambiar muchos pañales, leé esta práctica lista sobre el cambio de pañal. Revisala y hacé que todos los cambios de pañal sean tan suaves como las pompas de tu bebé.

  • Antes de empezar asegurate de tener todo lo que vas a necesitar: cambiador, toalla limpia, pañal limpio, trozos de algodón, agua hervida tibia (para humedecer los trozos de algodón) o toallitas sin alcohol ni fragancia, y crema protectora.
  • Colocá la toalla sobre el cambiador, acostá a tu bebé sobre ella.
  • Si usás una mesa cambiadora, no pierdas de vista a tu bebé ni un segundo porque puede moverse mucho.
  • Cantarle o hablarle puede ayudar a aliviarlo y calmarlo.
  • Desabrochá el pañal sucio. Si está lleno, usalo para limpiar lo más que puedas sus pompas.
  • Limpiá las pompas de tu bebé con los trozos de algodón mojados o con las toallitas húmedas. A las niñas limpialas del frente hacia atrás, y a los niños de atrás hacia el frente.
  • Secá las pompas de tu bebé con la toalla.
  • Con una mano levantá suavemente las piernas de tu bebé y con la otra mano colocá el pañal limpio (con las pestañas en la parte trasera) bajo sus pompas.
  • Aplicá la crema protectora si las pompas de tu bebé están enrojecidas o irritadas.
  • Doblá la parte frontal del pañal hasta la cintura del bebé y abrochá las pestañas que quedan a los lados.
  • Lavate las manos e hidratalas después de cada cambio de pañal.
Buscar

¿No encontraste
lo que estás buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti