Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte estas MPI List
X
Sobrellevar las emociones de nueva mamá

Sobrellevar las emociones de nueva mamá

Convertirse en mamá primeriza es toda una montaña rusa de emociones. Estos son 10 sentimientos después de dar a luz que podrías estar experimentando. No estás sola, estas emociones son completamente naturales y más comunes de lo que imaginás.

  • Te sentís sola

Hablar con otros nuevos padres puede ser reconfortante y te puede ayudar a aliviar cualquier sentimiento de soledad y aislamiento de nueva mamá. Podés unirte a algún grupo local de mamás y bebés, o hacerlo en las redes sociales. Y no te olvides que tus viejos amigos aún están ahí para vos. En lugar de quedarte adentro todo el tiempo (también estás en todo tu derecho de sentirte aburrida, por cierto), andá a tomar un café con un amigo o caminá por el parque. Si sos una mamá solitaria, que busca cosas para hacer con el bebé que también te dejen algo a vos, mirá esta lista que creamos.

 

  • Te sentís estresada

Si estás lidiando con los quehaceres de la casa o no pudiste sacar a pasear a los perros en días, no tengas verguenza, pedile a tu familia y amigos un poco de ayuda con la casa. Van a estar encantados de poder ayudarte a aliviar tu estrés de nueva mamá, y vos vas a poder tachar algunos pendientes de la lista.

 

  • Te sentís agobiada

Date tiempo si te sentís agobiada. Acabás de convertirte en mamá primeriza, y eso es un gran cambio en tu vida. Las necesidades constantes de un bebé recién nacido son un gran shock, así que vas a necesitar un tiempo para adaptarte a esta nueva realidad. Sé amable con vos misma.

 

  • Te sentís agotada

Sí, está muy bien dormir cuando el bebé duerme. Pero hay otras maneras para ayudarte a mejorar tus niveles de energía y tu agotamiento de nueva mamá. No te olvides de comer, alimentate de forma simple y nutritiva.

 

  • Te sentís culpable

Es completamente normal no sentirte feliz durante todo el día si sos una nueva mamá. Vas a sentir todas las emociones, incluyendo algunas negativas como la culpa materna. Aceptá estos sentimientos, abrázalos y hablá de ellos. Y nunca compares tus habilidades maternales con las de otras nuevas mamás. Vas a terminar sintiéndote culpable o que no estás siendo capaz. ¡Eso no es verdad! Confiá en vos y en tu intuición, vos sabes qué es lo mejor para tu bebé. Para obtener más consejos sobre cómo evitar la culpa materna, lee nuestra lista.

 

  • Te sentís perdida

Sos mujer, amiga, compañera, pero ahora tenés que agregar “mamá” al principio de esa lista. La crisis de identidad de nueva mamá es muy común, pero recordá que no sos egoísta si a veces necesitás darle prioridad a tus necesidades de autocuidado. Tomate algo de tiempo para vos misma, para aclarar tu mente. Hacé algo de ejercicio, date un baño, andá a ver a tus amigos un rato. Te vas a sentir como nueva y más fuerte.

 

  • Te sentís triste

Durante la primera semana después de dar a luz, varias mujeres experimentan lo que se conoce como “tristeza post parto". Podés sentir ganas de llorar y estar emocional, ansiosa o irritable. Esto se debe a los cambios hormonales y químicos que ocurren en tu cuerpo después de dar a luz (y, sin dudas, la falta de sueño no ayuda). Todos estos síntomas de tristeza son normales y deberían ir calmándose conforme tus hormonas se vayan ajustando. No sufras en silencio. Hablá con tu pareja, amigos y familia. Y si te preocupa, hablá con tu médico.

 

  • Te sentís confundida

Amigos, familiares y hasta desconocidos en la calle van a intentar darte consejos no deseados sobre cómo cuidar a tu bebé. Así es, cada uno tiene una opinión y todos están desesperados por dártela. Eso te puede confundir y hacerte sentir insegura para tomar tus propias decisiones. Sus consejos tienen buenas intenciones, así que escuchalos, ¡pero sentite libre de ignorarlos! Si necesitás ayuda para responder a los comentarios no pedidos sobre lactancia, leé nuestras respuestas rápidas acá.   [LINK A Respuestas a comentarios sobre la lactancia] Es mejor confiar en los expertos en bebés, así que preguntale a tu médico si no estás segura de algo.

 

  • Te sentís un fracaso

Vamos a enfrentarlo, nadie puede prepararse para la realidad de convertirse en mamá. Pero eso no nos detiene al hacer planes mientras estamos embarazadas y al imaginarnos una vida familiar perfecta. Ahora que tus mega planes se fueron por la borda, podés sentirte un poco fuera de control, hasta engañada, y cómo si estuvieras fallando como mamá. Ser madre o padre es difícil y no se puede hacer todo, así que intentá seguir la corriente.

 

  • Te sentís feliz

¡Y deberías! Es cierto: ese amor incondicional que sentís por tu bebé recién nacido es increíble. Abrazá ser una nueva mamá feliz. Convertirse en madre es una cosa maravillosa. ¡Así que disfrutá de cada momento alocado, difícil y agotador de esta experiencia!

Buscar

¿No encontraste
lo que estás buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti