Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte estas MPI List
X

Cómo ser una mamá o papá con confianza.

Convertirte en mamá o papá, y traer un bebé recién nacido a casa es la experiencia más abrumadora que existe. Además de toda la felicidad y el amor que estás experimentando, es completamente normal que te sientas poco preparado y agobiado. Si estás luchando para adaptarte y convertirte en mamá o papá, estos consejos útiles que reunimos sobre cómo ser una mamá o un papá más seguro de sí mismo van a ayudarte.

  • Seguí tu intuición de mamá (¡o de papá!) 

La intuición materna o paterna no es un mito:  a veces las mamás y los papás simplemente saben. Aprendé a confiar en tus instintos cuando se trata de tu bebe. Vos lo conocés mejor que nadie, así que si sentís que algo anda mal, como, por ejemplo, que está durmiendo más de lo normal o que sus cachetes se ponen rojos cuando come, no ignores esa corazonada. Pedí un turno con tu médico. Mientras más actúes conforme a tus instintos, más crecerá tu confianza.

  • Construí una red de apoyo

Todos necesitamos una red de apoyo sólida. Desde familiares que ayuden y amigos que escuchen, hasta ese importantísimo grupo de mamis, ellas pueden darte consejos, cuidar al bebé e incluso hacerte reír un rato. Más allá de eso, asegurate de tener acceso a especialistas. Los profesionales calificados podrán responder cualquier pregunta específica que tengas, para que te saques las dudas y te llenes de confianza. Animate a saber cada vez más sobre bebés. Mientras más sepas, más tranquila te vas a sentir.

  • Ignorá el mito de la crianza

Lo mejor es tener expectativas realistas de lo que significa la paternidad y cómo será convertirse en una nueva mamá o un nuevo papá. No existe la madre o el padre perfecto, así que alejá ese pensamiento de una vez por todas. Aceptá que es posible que las cosas no salgan como esperabas, que todo va llevar más tiempo de lo habitual (incluso si se trata solamente de salir de la casa) y que quizás tu bebé quiera hacer las cosas de forma diferente a como vos querías. Soltate y seguí la corriente.

  • Las mamás y los papás necesitan cuidarse a sí mismos.

El autocuidado es muy importante, tanto para la salud mental como para la salud física. Ahora sos mamá o papá de alguien, pero eso es solo una parte de tu identidad. Mantené un hobby que disfrutabas antes de que llegara el bebé, como dibujar, tocar un instrumento o ir al gimnasio. Sé amable con vos mismo y aprendé a controlar tu monólogo interior para no regañarte constantemente, no seas tu peor crítico. No estás fallando, estás aprendiendo.

  • Sé un ejemplo a seguir para tu hijo

Además de ser una mamá o un papá seguro de sí mismo, no te olvides que es tu responsabilidad guiar a tu bebé para que él también sea feliz y seguro de sí mismo. Sé un ejemplo a seguir. Disfrutá del tiempo divertido y activo juntos para jugar, sin usar pantallas. Y no te olvides que es más probable que tu bebé coma de manera saludable y esté dispuesto a probar nuevas comidas, si te ve a vos comiéndolas. Fomentar estos hábitos a una edad temprana ayudará a sentar las bases para el desarrollo saludable de tu bebé.

Buscar

¿No encontraste
lo que estás buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti